EL REY CARLOS EMITE MENSAJE POR LA MUERTE DE SU MADRE LA REINA ISABEL

Tras la muerte de su madre, la Reina Isabel II, Carlos emitió su primer mensaje como nuevo monarca de Inglaterra, expresado su dolor y el de su familia.

El rey Carlos III señaló en un comunicado oficial lo siguiente:

La muerte de mi amada madre, la Reina, es un momento de gran tristeza para mí y todos los miembros de mi familia.

Lamentamos profundamente el fallecimiento de una Reina querida y una madre muy amada. Sé que su perdida será enormemente sentida a lo largo del país, los reinos y la Commonwealth y por innumerables personas alrededor del mundo.

Durante este periodo de duelo y cambio, a mi familia y a mí nos reconforta conocer el respeto y el gran afecto con el que ampliamente contaba la Reina.

PROCLAMACIÓN DEL REY CARLOS III

El rey Carlos y su esposa viajarán desde Balmoral (Escocia) hasta Londres este viernes, para reunirse con la Primera Ministra, Liz Truss. Posteriormente, grabará además una declaración para dirigirse a los ciudadanos por televisión en la que reconocerá la labor y el papel de su madre en la Monarquía británica.

Carlos III acompañado de su esposa Camilla como Reina consorte, va a ser declarado Rey por el Consejo de Adhesión este sábado 10 de septiembre, en una ceremonia en el Palacio de St James, la cual por primera vez será televisada. La primera proclamación pública del nuevo soberano será leída desde el balcón del Friary Court por el Rey antes de que se hagan proclamaciones en la ciudad y en todo el país. Las banderas volverán a estar a toda hasta y permanecerán así durante 24 horas para coincidir con las proclamas antes de volver a estar a media asta.

La ceremonia de proclamación se dividirá en dos partes. La primera en el salón de banquetes comenzará con el anunció del fallecimiento de la Reina y la Proclamación de Adhesión. De acuerdo con una tradición que data de principios del siglo XVIII, el nuevo rey hará un juramento para preservar la Iglesia de Escocia, seguido de una fanfarria de trompetistas que hará un pregón público desde un balcón sobre Friary Court. Sonará por primera vez desde 1952 el himno nacional con las palabras «Dios salve al rey» y finalizará con salvas de cañonazos en Hyde Park, la Torre de Londres y desde los barcos de guerra.

La proclamación del nuevo monarca se leerá en los parlamentos descentralizados de Escocia, Gales e Irlanda del Norte en Edimburgo, Cardiff y Belfast, respectivamente.